Principal  ·  Artículos  ·  Foro  ·  Noticias  

  Menu
 Principal
 Noticias
 Artículos
 Foro
 Enlaces
 Registrar
 Libro de visitas
 Estadísticas
 Contacta con nosotros
 

  Entrar
 

  Usuarios Online
Last visits :
RDAGUILARRDAGUILAR
TsukiTsuki
zazen55
MusMus
jplacidoojplacidoo
Online :
Admins : 0
Members : 0
Guests : 26
Total : 26
Now online :
 

  Blogs de Karate
 Karate Thoughts Blog
Charles C. Goodin

 IOGKF Madrid
Grupo de Karate Goju-Ryu de Madrid

 Uechi-ryu Karate Esp
Grupo de Karate de Uechi ryu linea Soke

 Ikken hissatsu
Arturo Fernández

 The Chibana Project
Blog sobre Choshin Chibana

 Ryubukan Dojo
Karate y Kobudo - Sergio Hernández

 Shotokan Karatedo
Víctor López - karate Shotokan

 Karate-do Shitokan
Juan Beltrán

 Mundo Karate
Nicocity - Buenos Aires

 Kudo Daidojuku
Blog sobre Kudo Daidojuku

 Okinawa Goju Ryu UK
Garry Lever

  Okinawa Karate & Ko
Mario McKenna

 Iain Abernethy - The
The practical application of karate

 Toudijutsu
Blog de Scot Mertz

  Sanzinsoo Okinawa
Goju-Ryu Karate-Do

  Shoshinkan Okinawan
Jim Neeter - Shorin ryu karate

 shoto ryu
Reivindicando a Gichin Funakoshi

 Karate David
Blog de Karate y Artes Marciales

 Goju-Ryu Karate-Do
Grupo de Karate Goju-Ryu de Bergara

 http://awhelan.blogs
Grupo de Matsubayashi Ryu Karate - Elphi

 

  Buscar:

 
  Beneficios psicosociales de las artes marciales: ¿Mito o realidad?
¿son efectivas las artes marciales como método de tratamiento psicológico? - Print 
Escrito por gema 07/03/2008

Index

» ¿son las artes marc...
» ¿son los beneficios...
» ¿cómo llevan las ar...
» ¿son efectivas las ...
» Resumen
» Referencias

¿SON EFECTIVAS LAS ARTES MARCIALES COMO MÉTODO DE TRATAMIENTO PSICOLÓGICO?

   Actividades recreativas y de fitness se han mostrado útiles para diversas poblaciones con necesidades especiales (Van Andel y Austin, 1984; Maisto y Stephens, 1991). Puesto que la práctica de artes marciales puede tener resultados beneficiosos, un buen número de gente considera las artes marciales como un método para tratar problemas psicológicos. Por ejemplo, Guthrie (1997) encontró que mujeres que estaban recuperándose de abusos psicosexuales, trastornos alimentarios, abuso de sustancias y haber crecido en familias disfuncionales, informaron que el entrenamiento en karate era útil en su recuperación. En un estudio de caso, Weiser et al. (1995) afirmaron que el Karate Shotokan ayudó a un cliente a alcanzar resultados más rápidos en terapia verbal.

   Uno de los estudios más citados en este área fue llevado a cabo por Trulson (1986). Unos adolescentes identificados como delincuentes juveniles fueron asignados a uno de tres grupos. El primer grupo recibió entrenamiento de tae kwon do tradicional (incluyendo meditación, ejercicios de calentamiento, charlas breves sobre el tae kwon do, y las técnicas físicas del tae kwon do); el segundo grupo recibió entrenamiento de tae kwon do moderno (sólo les fueron enseñadas las técnicas físicas); y el tercer grupo recibió un programa de incremento de la actividad física sin incluir las artes marciales. Todos los grupos fueron enseñados por el mismo instructor durante la misma cantidad de tiempo y en la misma habitación. Después de 6 meses, los alumnos del grupo de tae kwon do tradicional mostraron una disminución de agresividad y ansiedad y un aumento de autoestima. En contraste, el grupo de tae kwon do moderno mostró una tendencia al alza hacia la delincuencia y un aumento de agresividad. Los alumnos del grupo de ejercicio mostraron un aumento de autoestima, pero no otros cambios significativos.

   Varios grupos han utilizado otras artes marciales como un método de tratamiento psicológico. El entrenamiento en judo, pero no las actividades control, llevaba a un aumento en las puntuaciones de ajuste social para sujetos con discapacidades en el desarrollo (Davis y Byrd, 1975) y el entrenamiento en judo modificado aumentó las habilidades psicosociales de niños ciegos con discapacidad en el desarrollo (Gleser et al., 1992). El entrenamiento en aikido de adolescentes con problemas de comportamiento llevaba a mayores aumentos en autoestima que el tratamiento tradicional (Madenlian, 1979). Tanto el judo (Greene, 1987) como el karate (Gorbel, 1990) se han mostrado útiles en la reducción de comportamientos disfuncionales en adolescentes masculinos con trastornos de conducta. El judo también se ha mostrado como un complemento útil en programas comunitarios para el tratamiento de niños pre-delincuentes (Fleisher et al., 1995). El aikido ha sido utilizado con éxito como una estrategia de intervención para estudiantes de secundaria y bachillerato con graves trastornos emocionales (Edelman, 1994) y otras investigaciones indican que las artes marciales pueden ayudar a reducir problemas de comportamiento en niños (González, 1989).

   Aunque estos informes señalan una amplia gama de aplicaciones terapéuticas de las artes marciales, no todos los problemas pueden ser tratados con ellas; los ejercicios aeróbicos, pero no el aikido, se mostraron efectivos en la reducción de los patrones Tipo A caracterizados por:: hiper-alerta, agresividad, manierismos verbales repentinos, y emociones hostiles (Jasnoski et al., 1987).

   Quizás los resultados positivos no deberían cogernos por sorpresa. Parece haber una serie de paralelismos entre la psicoterapia y las artes marciales (Suler, 1993) incluyendo los conceptos de energía (ki o chi), distancia, ritmo, y posiconamiento (Seitz et al., 1990). Además, la combinación, la concentración y la predicción (Saposnek, 1980) tienen un uso práctico en la terapia de salud mental. El concepto de ceder (ju) para utilizar la fuerza de tu oponente es similar a los conceptos encontrados en los escritos de Erikson y otros con respecto a los métodos de terapia (Gleser and Brown, 1988). Uno de los objetivos centrales de ambos, la psicoterapia y muchas artes marciales, es el conocimiento de uno mismo y del mundo que nos rodea. Como dice el maestro Sun, "conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo; en cientos de batallas nunca estarás en peligro ".(3) Estas batallas pueden ser libradas tanto dentro como fuera de nosotros mismos.





(c)2006-2012 Copyright, karate-jutsu.net - Aviso legal
  Pagina procesada en 0.0212 segundos - 18 queries